14 ago. 2018

NO, EL GOBIERNO DEL PSOE NO HA VUELTO A APOYAR LAS OLIMPIADAS CIENTÍFICAS

"Teníamos esperanzas cuando cambió el Ministerio y pusieron a Pedro Duque, que es astronauta. Dijimos 'Igual a este le importa'. Pero ha pasado mucho tiempo desde entonces y ni siquiera ha respondido a los presidentes de las Reales Sociedades, así que no tiene por qué cambiar, por desgracia"


Recientemente, a raíz del éxito sin precedentes de Alejandro Epelde en la Olimpiada Internacional de Física (es la primera vez que un representante de España consigue un Oro en esta competición), diversos medios se han hecho eco de la ausencia de financiación por parte del Ministerio de Educación de las Olimpiadas Científicas de 2018. Ya en mayo los presidentes de las Reales Sociedades de Física, Matemáticas y Química dieron la voz de alarma en esta carta, en la que solicitaban al gobierno del Partido Popular que publique sin demora las normas de financiación de las Olimpiadas Nacionales ya realizadas, y que permita la participación de los medallistas de oro como representantes de España en las Olimpiadas Internacionales y en las Iberoamericanas. Se trata de unas competiciones en diversas materias (Matemáticas, Física, Química, Economía, Geología y Biología), organizadas por las respectivas Reales Sociedades Científicas y organizaciones equivalentes, en las que participan alumnos de educación secundaria del mundo entero, en fases nacionales e internacionales. Sin dinero, las selecciones españolas no pueden prepararse ni viajar a los lugares donde tienen lugar las competiciones internacionales. Este año, por primera vez, la participación de España peligraba porque el gobierno del PP había decidido abandonar a nuestros jóvenes talentos.

Desgraciadamente la llamada de auxilio no fue atendida por el Ministerio, ni siquiera tras pasar el gobierno a manos del PSOE. Además, este asunto apenas tuvo repercusión en los medios de comunicación. Políticos y periodistas siempre han estado más interesados incluso en deportes claramente minoritarios antes que en las Olimpiadas Científicas. El resultado ha sido que las Reales Sociedades han tenido que hacer un esfuerzo sin precedentes para seguir adelante con las Olimpiadas Nacionales y enviar por su cuenta, poniendo un dinero que apenas tienen, a nuestros medallistas a algunas de las olimpiadas supranacionales que ya se han celebrado (incluyendo la Internacional de Física en la que Alejandro ha conseguido una medalla de Oro). Desgraciadamente, no pudiendo las Reales Sociedades afrontar tantos gastos, España se va a quedar sin participar en las Olimpiadas Iberoamericanas de Física y de Química.

Pero la medalla de Oro de Alejandro ha hecho que el asunto tenga más repercusión de la que los responsables del Ministerio de Educación se esperaban y, al ver que estaban quedando mal ante la opinión pública, han intentado reaccionar enviando el 10 de agosto una nota de prensa con un engañoso titular: “El Ministerio de Educación y FP volverá a apoyar las Olimpiadas Científicas”. 

Tras el desastre ocasionado por el PP, ¿qué es lo que ha hecho ahora el gobierno del PSOE? Básicamente engañar a casi todo el mundo durante tres días utilizando un lenguaje medido para que parezca que ya ha solucionado el problema, cuando en realidad no ha hecho nada. Es lo que denuncian los presidentes de las Reales Sociedades en un durísimo comunicado enviado hoy, en el que muestran su indignación con el nuevo gobierno.

Cuando se trata de vender la moto, los políticos sí se mueven. Aquí tenemos un tweet de la ministra de Educación, Isabel Celaá, que se apresuró a dar difusión a la nota de prensa de su ministerio:

Sin embargo, la ministra todavía no ha contestado a Pablo Criado, uno de los alumnos afectados, que le pregunta si los representantes españoles podrán ir a las olimpiadas supranacionales de este año que todavía no han tenido lugar. Por ejemplo, la Olimpiada Iberoamericana de Física 2018 será en Puerto Rico del 20 al 28 de octubre y Pablo, junto con otros tres compañeros, está buscando financiación. El motivo por el que la ministra no contesta es porque España no va a participar en esa Olimpiada, y en la de Química tampoco. Es la primera vez que va a pasar una cosa así. Eso no lo dice explícitamente la nota de prensa emitida por el Ministerio.

Con trucos como éste nuestros gobernantes han conseguido que todo el mundo felicite al gobierno del PSOE por "arreglar las cosas". La realidad es que los chicos no van a viajar. Después de un enorme esfuerzo, han conseguido una medalla de Oro en la Olimpiada Nacional que les da derecho a ser representantes de España en las Olimpiadas Iberoamericanas de Física y de Química, pero no van a poder ir porque el gobierno no quiere subvencionar el poco dinero que hace falta para enviarles al lugar donde se desarrollan esas competiciones. Además, las Olimpiadas del año que viene siguen en peligro, como explicaremos más adelante.

Otro que ha intentado quedarse con todo el mundo es Pedro Duque (porque la otra opción, la de que a Pedro Duque le han engañado, la descartamos, al tratarse de una persona competente y defensora del pensamiento crítico):



Pedro Duque no es el ministro de Educación. Su ministerio, el de Ciencia, Innovación y Universidades, no se encarga de este asunto. Pero si Pedro Duque dice que "el Ministerio de Educación ha encontrado una solución para las Olimpiadas Científicas" es que el problema está resuelto, ¿verdad? ¡Vamos todos a felicitar al nuevo gobierno! Eso es lo que se ha visto estos tres días en las redes sociales y en los medios de comunicación.

En este post voy a tratar de explicar en detalle por qué es falso que el Ministerio esté apoyando a las Olimpiadas Científicas. El gobierno del PSOE ni ha resuelto el problema de la participación de España en las Olimpiadas de este año, ni garantiza que se vayan a poder llevar a cabo las Olimpiadas Nacionales e Internacionales del próximo año.

Qué son las Olimpiadas Científicas


Las Olimpiadas Científicas son unas competiciones en diversas materias (Matemáticas, Física, Química, Economía, Geología y Biología) en las que participan alumnos de educación secundaria del mundo entero, en fases nacionales e internacionales y que se celebran anualmente. En España, estas competiciones las organizan las respectivas Reales Sociedades Científicas y organizaciones equivalentes. Por ejemplo, en España, la Olimpiada de Física la organiza la Real Sociedad Española de Física (RSEF), la de Matemáticas la Real Sociedad Matemática Española (RSME) y la de Química la Real Sociedad Española de Química, que son las tres olimpiadas que mejor conozco. Primero hay una fase local, que se lleva a cabo en cada distrito universitario y, después, una fase nacional en el que los mejores de cada distrito universitario compiten en unas duras pruebas que se celebran durante un fin de semana en marzo o abril de cada año.

Organizar estas competiciones requiere un gran esfuerzo no sólo por parte de las Reales Sociedades, sino también por parte de alumnos, profesores, de algunas administraciones locales y empresas que han colaborado puntualmente y de las generosas facilidades de las distintas universidades donde se realizan las pruebas.

Los estudiantes que obtienen medallas de oro en la Olimpiada Nacional son seleccionados para representar a España en las olimpiadas supranacionales, algunos en la Olimpiada Internacional y otros en la Olimpiada Iberoamericana de cada disciplina. Las Reales Sociedades preparan a los equipos nacionales mediante cursillos intensivos, lo que implica tener que pagar el alojamiento a los estudiantes durante una semana en el lugar donde se lleve a cabo la concentración del equipo, y pagar tanto la inscripción en las pruebas internacionales como los viajes del equipo al lugar donde se desarrollan (que es un país distinto cada año). Las Reales Sociedades también ponen a los dos profesores tutores que, de acuerdo con las normas de las Olimpiadas Internacionales, deben viajar con los estudiantes y, además, realizar la labor de discusión de las pruebas, la traducción de los enunciados y la moderación de las puntuaciones obtenidas por los estudiantes en los correspondientes paneles.

En total, estamos hablando de que cada una de las Olimpiadas (la de Físca, la de Matemáticas, etc.) necesita una subvención por parte del Ministerio de Educación de unos 50.000 euros por hablar de números redondos.

¿Qué es ese dinero para el presupuesto de un ministerio? Muy poco. Y sin embargo es importante. Las Olimpíadas Científicas constituyen uno de los acontecimientos más relevantes como vitrina del talento joven en las disciplinas científicas. Todos los países cuidan, no sólo a los jóvenes que participan en ellas, sino que los profesores que los preparan y acompañan primero a la Olimpíada Nacional y después a las Internacionales, reciban un reconocimiento público por su infatigable y desinteresada labor, pues contribuyen a crear una auténtica marca científica de su país. Muchos premios Nobel y medallas Fields participaron en sus años juveniles en Olimpíadas Científicas, que siempre han servido para detectar y atraer talento al mundo de la ciencia y la tecnología.

El problema lo provocó el PP


En el pasado las Reales Sociedades firmaban un Convenio con el Ministerio de Educación, que una Adenda renovaba anualmente, por el que aquél les transfería a cada una una subvención de unos 45.000 euros, que daba para pagar una parte de lo que cuestan las pruebas, los gastos de los profesores acompañantes y alumnos, incluidos los viajes a los países donde se celebran las Olimpiadas internacionales.

Pero en 2012 el gobierno del PP cambió la legislación. La nueva normativa, que sigue vigente, obliga a que el convenio se tenga que sustituir por una convocatoria que tiene que salir cada año. El Ministerio de Educación, Ciencia y Deporte (MECD) de entonces, encargado de elaborar esa convocatoria, lo fue haciendo peor cada año. A la ausencia de coordinación y planificación de los servicios correspondientes de la Dirección General del Ministerio de Educación, que es la que se tiene que encargar de las Olimpiadas se le sumó el permanente cambio de los responsables de las Olimpiadas, de las normas y de la gestión de las subvenciones. Las Reales Sociedades cada vez tuvieron que hacer esfuerzos más grandes para arreglar lo que desde el Ministerio se estaba haciendo mal. Como denuncian los presidentes de las Reales Sociedades estos años ha habido "desconocimiento, improvisación e incompetencia. No solo ha habido durante años retrasos en la transferencia de los fondos destinados a sufragar los gastos de las Olimpíadas Nacionales y que las Reales Sociedades han tenido que adelantar, sino que las Olimpíadas han tenido que iniciarse antes de que el MECD publicara las normas que las regulan". Y así se llegó al curso 2016-2017 en el que no se publicó ninguna convocatoria, aunque se pagaron algunos gastos. En el curso 2017-18, en el momento en el que el PSOE llegó al gobierno, no se había publicado la convocatoria de ese año y no se había pagado ningún gasto. Se puede decir que el gobierno del PP había dado la espalda totalmente las Olimpiadas Científicas. Ni siquiera hubo reacción ante la petición desesperada de los presidentes de las Reales Sociedades de Física, Matemáticas y Química, que habían, a través de esta carta, solicitado al gobierno que publique sin demora la convocatoria con las normas de financiación de las Olimpiadas Nacionales que ya se habían realizado y que permita la participación de los medallistas de oro como representantes de España en las Olimpiadas Internacionales y en las Iberoamericanas. Ni siquiera el gobierno del PP reaccionó cuando el 23 de mayo la diputada socialista M. Luz Martínez Seijo, hizo una pregunta al gobierno en el parlamento sobre este asunto. La pregunta de esta diputada quedó sin contestar.

El PSOE llegó al gobierno y no hizo nada


Cuando Isabel Celaá llegó al ministerio sorprendentemente no hizo nada para arreglar esta situación, a pesar del gran esfuerzo de las Reales Sociedades por comunicar y explicar la crítica situación de las Olimpiadas a los distintos niveles del nuevo Ministerio de Educación y FP (MEyFP). Ni se contestaba a los correos electrónicos ni se concedían las entrevistas solicitadas. Y así siguió todo hasta que Alejandro Epelde ganó la medalla de Oro y los periodistas se hicieron eco del escándalo. La primera medalla de Oro para España en una competición de ese tipo ha tenido lugar sin el apoyo ni la financiación del Ministerio. Sólo ahí fue cuando el Director Gral. de Planificación y Gestión Educativa convocó precipitadamente una reunión, celebrada el pasado 27 de julio, que, en palabras de los propios presidentes de las Reales Sociedades "sólo sirvió para que en sus primeros 20 minutos el Dir. Gral. transmitiera el ‘gran interés’ del MEyFP por las Olimpíadas y en los 20 restantes manifestara las grandes dificultades legales para poder subvencionarlas pese a que ese problema sí fue posible resolverlo en años pasados".

El Ministerio, en la nota de prensa, falsea la realidad


En la nota de prensa del MEyFP del 10 de agosto titualda “El MEyFP volverá a apoyar las OlimpíadasCientíficas”, aparecen, en negrita, tres afirmaciones que falsean la realidad:

“Debido a la normativa de subvenciones, el equipo actual no ha podido asumir los gastos de los viajes internacionales estudiantiles de la presente edición, ya que no fue publicada ninguna convocatoria en su momento”.


Como indican los presidentes de las Reales Sociedades "En los últimos años, la financiación para las Olimpíadas ha llegado en ocasiones cuando ya se habían celebrado las Olimpíadas Nacionales; con frecuencia, nuestras Sociedades han tenido que adelantar hasta el coste de los vuelos internacionales, a petición del propio Ministerio, para recobrarlo después. Las Olimpíadas Nacionales se han convocado ocasionalmente por las Reales Sociedades antes de que se conociera la normativa ministerial. En este 2018 tampoco habría habido ningún problema si la normativa se hubiera publicado incluso ya por el actual MEyFP, para lo que sí ha habido tiempo; la subvención habría llegado muy tarde, como tantas otras veces, pero habría llegado. Por tanto, lo que en realidad refleja el punto 3) de la Nota del MEyFP (arriba) es el escaso interés y eficacia de la citada Dirección General de Planificación y Gestión Educativa del antiguo MECD y, ahora, del actual MEyFP".

Es decir, el Ministerio de Educación y FP está tramitando una convocatoria extraordinaria con el fin de abonar los premios a los alumnos y alumnas ganadores de las fases nacionales de la presente edición.

Pero, lo que no dice la ministra en el tweet es que esa convocatoria extraordinaria no va a incluir los gastos de las olimpiadas supranacionales que se han celebrado hasta ahora y que quedan por celebrarse en este año, básicamente porque no les da la gana. Como dice la nota de prensa del ministerio, "Para el curso 2018-2019, el ministerio recuperará la convocatoria de estas arraigadas competiciones y asumirá los gastos tanto de la cuantía de los premios como de los desplazamientos de los estudiantes de secundaria españoles a las respectivas Olimpiadas Científicas internacionales". Sin embargo, la participación de España de este año en las Olimpiadas internacionales no las van a pagar.

Nuestros campeones olímpicos han podido participar este año en las Olimpíadas Internacionales en Portugal (Física), Eslovaquia/República Checa (Química) y Rumanía (Matemáticas), gracias a que ha sido costeada íntegramente por las correspondientes Reales Sociedades con sus propios fondos. El Ministerio de Educación ni ha puesto ni va a poner ni un duro, como corresponde y sucedía tradicionalmente.

Esta aportación de las tres Sociedades se ha hecho excepcionalmente, por esta vez, para suplir la inexplicable falta de financiación ministerial, ya que estas Sociedades no tienen recursos económicos para ello. Pero estos pocos fondos no han dado para que España pueda participar en las Olimpiadas Iberoamericas de Física y de Química de 2018, la de Física será en Puerto Rico y la de Química en El Salvador. Será la primera vez de décadas que ocurra esto. El daño para la imagen exterior de España será irreparable, como ya ocurrió con la expulsión de España de la IUPAC por no pagar las cuotas.

Todavía no he visto que ningún periodista entreviste a alguno de los estudiantes afectados. Imagínate que, después de un enorme esfuerzo, has conseguido una medalla de Oro en la Olimpiada Nacional que te da derecho a ser representante de España en la Olimpiada Iberoamericana de Física o de Química, y que te quedas sin poder ir porque el gobierno no quiere subvencionar el poco dinero que hace falta para enviarte al lugar donde se desarrollan esas competiciones. Pero a nadie le importa. Es una vergüenza.

Me ha enfadado especialmente el trato recibido por algunos de los estudiantes afectados. La nota de prensa del Ministerio ha podido engañar a media España, pero a ellos no. O estás en Puerto Rico del 20 al 28 de octubre representando a España o no estás. Eso no es un matiz sujeto a interpretaciones.


Como han señalado los afectados y los presidentes de las Reales Sociedades, negar que se pueda enviar a estos jóvenes talentos a representar a España este año lo que demuestra es "el escaso interés y eficacia de la citada Dirección General de Planificación y Gestión Educativa del antiguo MECD y, ahora, del actual MEyFP". Por eso señalan que "si los responsables del MEyFP no pueden comprender algo tan simple e insisten en que no pueden resolver lo que todos los países han resuelto desde siempre (como hemos mostrado, la Nota del Ministerio indica precisamente esa falta de interés real, hasta en el lenguaje usado), si no aprecian la importancia de apoyar a muchos de nuestros mejores jóvenes y futuros científicos, quizá ha llegado el momento de pedir que las Olimpíadas, que ahora dependen de la citada Dirección General de Planificación y Gestión Educativa del MEyFP, pasen a depender de un Ministerio cuyo nombre incluya al menos la palabra Ciencia".
¿Qué sabré yo? ¿Qué sabrán los presidentes de las Reales Sociedades? Es cierto, no se puede. Con la voluntad política que hay ahora mismo, es imposible que España participe este año en las Olimpiadas Iberoamericanas de Física y de Química.

Ojalá alguien le explique a la señora ministra que está muy bien pagar mediante una convocatoria extraordinaria los premios de los ganadores de loas Olimpiadas Nacionales, pero el mayor premio para estos chicos es viajar y representar a España en las competiciones internacionales. Es más importante que incluya eso en la nueva convocatoria extraordinaria que lo de los premios.


“El MEyFP volverá a dar apoyo a las Olimpíadas Científicas, que se iniciará ya con la financiación de los premios de los alumnos y alumnas de secundaria ganadores de la fase nacional de 2018”.


Pero es que además, como señalan los presidentes de las Reales Sociedades, esta parte tampoco "resulta creíble pues, ¿por qué no empieza el MEyFP entregando esos premios a los medallistas de 2017, que ya presentaron en su día toda la documentación requerida y que aún los están esperando? ¿Acaso no piensa el MEyFP honrar los compromisos en firme que su predecesor, el MECD, adquirió entonces?"

"Antes de pensar en los premios de 2018, debería entregar los premios de 2017 y las subvenciones para las Olimpíadas de 2017 ya comprometidas, que una de nuestras Sociedades aún no ha recibido. Desde estas Reales Sociedades resulta difícil de entender que la normativa del MEyFP para los premios de 2018, que copia en todos sus artículos las convocatorias anteriores, se ofrezca como solución cuando curiosamente se suprime –ésa es la única parte que no se copia- la financiación a las Olimpíadas Internacional e Iberoamericana para 2018 que las antiguas normas también incluían"

“El Gobierno financiará, además, la convocatoria de 2018-19, asumiendo los gastos de los premios de los estudiantes como sus desplazamientos internacionales a las competiciones”.


El problema es que en el Ministerio no están en condiciones ahora mismo de financiar la convocatoria del año que viene porque no hay ahí nadie que tenga idea de qué son las Olimpiadas Científicas y de todo lo que llevan consigo. La respuesta de los presidentes de las Reales Sociedades indica que "si el MEyFP cree que financiar las olimpíadas se reduce a sufragar los vuelos de los estudiantes, es que el Ministerio desconoce completamente lo que son unas Olimpíadas [...] La participación internacional no es el único problema. La posible desaparición de las Olimpiadas en España si dejan de recibir el imprescindible respaldo económico del Ministerio es una realidad como trasluce inadvertidamente la propia Nota ministerial, que ignora los verdaderos gastos de las Olimpíadas, que no se reducen al coste de los vuelos de los estudiantes. Una subvención real y efectiva debe asegurar el funcionamiento de todo el sistema de las Olimpiadas: Fases Locales, Olimpíada Nacional, Olimpíadas Internacional e Iberoamericana (y alguna otra, como la European Union Science Olympiad, la EUSO, que por brevedad hemos omitido). Será imposible que, sin una financiación suficiente, los Comités Olímpicos y Académicos de las Reales Sociedades Científicas, los Profesores Delegados, etc puedan desarrollar la ingente labor requerida, pese a la austeridad con la que trabajan nuestras Sociedades y al margen de que las Fases Locales de las Olimpíadas tratan de encontrar su propia financiación, que intentamos que la Olimpíada Nacional se cofinancie parcialmente con fondos de la Sede anfitriona y que la labor de todo el capital humano involucrado es, repetimos, completamente vocacional y desinteresada".

Conclusión


No tengo mucha esperanza en que el actual gobierno vaya a arreglar nada. Por lo menos, para lo que sí puede servir lo que ha ocurrido es para concienciarnos de que tenemos que estar muy alerta ante las trampas de los políticos, sobre todo aquellos que, supuestamente, defendemos el pensamiento crítico. La mayoría de la gente, y de los periodistas, ante una noticia se quedan sólo en lo superficial. Los políticos se aprovechan de esto haciendo declaraciones con un lenguaje especialmente medido que oculta aquello que no les deja en buen lugar. Así, consiguen que hasta la gente les felicite por resolver problemas que no han resuelto, como es este caso.

La nota de hoy de los presidentes de las Reales Sociedades es muy clara, y la conclusión de este artículo también la voy a copiar de ahí: "Muy contrariamente a lo que se pretende que se concluya de la lectura de la Nota de Prensa del MEyFP del 10 de agosto, el futuro de las Olimpíadas sigue sin resolverse: el Ministerio continúa sin solucionar –y lo que es peor, sin entender- el problema de las Olimpiadas Científicas. Por ello, el supuesto apoyo que el MEyFP ofrece (para 2019, no 2018, que da alegremente por perdido) no resolverá la situación. Por el contrario, hace temer seriamente por la futura presencia de España en las Olimpiadas".

Actualización 29-10-2018. Al final el ministerio no dio ni un euro para que los equipos españoles de Física y de Química puedan viajar a competor en las Olimpiadas Iberoamericanas. Nuestros olímpicos buscaron financiación por otras vías. Esta nota de prensa de la RSEF explica qué pasó con nuestros olímpicos.


Sobre el autor: Sergio Montañez Naz es doctor en física y profesor de secundaria de la enseñanza pública en la Comunidad de Madrid.

2 comentarios:

  1. Muy buena exposición del asunto. Es necesario desmontar este empleo perverso del lenguaje que se usa en la Nota del Ministerio (y en los tweets asociados en los que lamentablemente han conseguido cientos de 'Me Gusta') y que realmente es un engaño en toda regla, como se indica en la Nota de Prensa de los tres Presidentes de las RS.

    En el blog de la Sección Local de Valladolid de la RSEF, desde la que organizamos este año la Fase Nacional de la Olimpiada, hemos publicado hoy un texto que en espíritu resulta muy análogo, aunque el vuestro es mucho más extenso y detallado. El enlace es:

    https://rsefslvall.wordpress.com/2018/08/14/volvera-el-ministerio-de-educacion-y-fp-a-apoyar-las-olimpiadas-cientificas/

    ResponderEliminar